¿Hacer deporte con un cáncer de mama?

deporte con cáncer de mama

 

Hoy en nuestro blog queremos hablaros de cómo el deporte puede ser una herramienta terapéutica en pacientes con cáncer de mama y qué manera puedes practicarlo.

 

El año pasado diferentes estudios demostraron que realizar ejercicio durante un tratamiento oncológico, puede traer grandes beneficios. En este caso cuando hablamos de ejercicio físico como define El Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (Geicam), es “aquel ejercicio pautado por un profesional, que se realiza para reducir o prevenir los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos de manera individualizada, y que, por sus efectos globales en el organismo, mejoran la salud, la calidad de vida y la supervivencia de las pacientes”.

Algunos consejos que te dejamos son:

  • Compártelo con tu familia, de esta manera podrás integrarlo fácilmente en tu vida.
  • Marca en tu agenda y/o calendario tus rutinas semanales, de esta manera sabrás que es parte de tu día a día.
  • Sé realista: Intenta marcarte objetivos realistas que podrás ir incrementando poco a poco con el supervisión de tu médico: Quizá empezarás caminando 15 minutos un día, otro día 4 y otro media hora.
  • Disfrutar de hacer ejercicio es esencial para no abandonarlo, encuentra la actividad que te haga disfrutar y te permita sentirte mejor contigo misma.
  • Prepara una lista para combatir todas las excusas que te surjan.

 

Desde Asamma, queremos recordar que el ejercicio físico puede reducir la aparición en multitud de enfermedades y al mismo tiempo puede contribuir de manera positiva a la supervivencia de las personas que han superado un cáncer. Habla con tu médico/a para que te pueda informar de cómo puedes realizar un deporte controlado y adaptado a la fase de tu enfermedad.

 

 

 

FUENTE: GEICAM