¿Lactancia materna tras un cáncer de mama?

lactancia-materna

 

Una pregunta que se hacen muchas mujeres tras superar un cáncer de mama, es si podrán llevar a cabo una lactancia materna satisfactoria tanto para ellas como para el bebé.

Lo cierto es que la lactancia materna es segura tanto para la madre como para el bebé, siempre que la madre no precise de quimioterapia o tratamientos como el tamoxifeno. En estos casos se tendrá que esperar un cierto tiempo de limpieza de medicación para poder amamantar.

En caso de haber pasado por una cirugía, la lactancia dependerá del tipo de intervención que se haya realizado:

  • Tras una lumpectomía (se extrae el tumo con un margen de tejido sano alrededor): en estos casos el resto de la glándula puede seguir funcionando y produciendo leche.
  • Tras una mastectomía unilateral: también es posible amamantar. La mama restante será capaz de compensar la producción para que la leche sea suficiente. Aún así, también es importante destacar que tratamientos como la radioterapia, pueden dañar el tejido glandular lo que puede ocasionar que la mama deje de producir leche, que tenga una producción escasa, o que la leche tenga un aspecto espeso y oscuro. Esta leche sigue siendo segura para el bebé, aunque algunos pueden llegar a rechazarla por su sabor más salado.

Se asegura que la lactancia materna exclusiva es el mejor alimento que la madre puede dar al bebé de los 0 a los 6 meses, pero en estos casos también es beneficioso para la madre. Una madre que ha pasado por un cáncer de mama, con la lactancia puede mejorar su autoestima y ayudarle psicológicamente en el proceso.

Por otro lado, si se decide no hacerlo, también será una opción acertada, ya que la lactancia materna debe ser un proceso agradable y placentero también para la madre, por lo que, si acaba suponiendo miedo, estrés, o incluso dificultades añadidas tras haber pasado por un cáncer, es mejor no optar por esta opción. La lactancia artificial será también una buena opción y la relación que se establecerá con el bebé será también única y especial con biberones.

Pero lo más importante es que consultes con tu médico para que te asesore sobre tu lactancia según los tratamientos y medicación recibida tras un cáncer de mama.

 

 

FUENTE: https://juntosxtusalud.com/lactancia-despues-de-un-cancer