Menú de Navidad rico y saludable

menu-navidad-cancer-de-mama

Si actualmente estás en un proceso oncológico, ten claro que podrás disfrutar de los encuentros gastronómicos estas Navidades de la misma forma que el resto de amigo/as y familiares, aunque será recomendable que sigas algunas pautas dietéticas.

 

Lo más importante es llevar una dieta regulada en base a tu sexo, edad y sobre todo el tipo de tratamiento que se este recibiendo y la fase de la enfermedad en la actualidad ya que los síntomas son diferentes dependiendo del tratamiento y es importante adecuar la alimentación en cada caso. Algunas veces se pueden tener alteraciones en el sabor, náuseas o estreñimiento y en otras ocasiones se pueden tener problemas con el control de peso y alteraciones glucémicas y/o dislipémicas. Por último, también se debe prestar especial atención a las características de los pacientes que se han sometido a una cirugía ya que pueden tener alteraciones en la deglución de la comida o mala absorción de nutrientes provocando así que los alimentos no se muevan de manera normal por el tubo digestivo.

 

«Es muy importante que sigan una alimentación saludable y variada que incluya verduras, arroz, legumbres, pescado, carnes, huevos, lácteos y aceite de oliva», explica el doctor Pedro Robledo, responsable de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética de MD Anderson Cancer Center Madrid.

 

Siguiendo un poco estas pautas, puede ser sencillo diseñar un menú de Navidad atractivo, saludable y variado para toda la familia ya que hay muchos alimentos que pueden cumplir con las recomendaciones dietéticas:

  • Entrante: Un puré de calabaza puede ser perfecto ya que aporta carbohidratos, permite una sencilla absorción de los nutrientes, su fácil paso de boca a esófago y su riqueza de calcio, vitaminas y diversos aminoácidos. Además, con un cáncer de mama, ovario o próstata con el tratamiento hormonal, se suele aumentar de peso y esta opción tiene un bajo aporte calórico.
  • Plato principal: El pavo es uno de los alimentos con alto nivel proteico y tiene una fácil digestión. Puede proporcionar energía al músculo al mismo tiempo que estimula ciertas bacterias de la microbiota que pueden ejercer una función inmunomoduladora. Si además optas por cocinarlo con dátiles, aportará un extra de energía.
  • Postre: El yogur por su efecto probiótico que es de gran ayuda contra patógenos de la flora bacteriana intestinal. «El yogur mejora las fases digestivas y aporta diversos minerales como sodio, fósforo o potasio»– asegura el doctor Robledo.

Como sabes en Asamma te aconsejamos y ayudamos con todas tus dudas ante un cáncer de mama y/o ginecológico, pero si quieres saber qué alimentos son verdaderamente adecuados para tu tratamiento oncológico, te recomendamos que hables con tu médico/a.

¡Felices Fiestas!

 

FUENTE:

ABC