Compartir y afrontar el diagnóstico de Cáncer de Mama en familia

diagnostico-cancer-de-mama-en-familia

 

Recibir un diagnóstico de cáncer de mama puede ser un momento profundamente personal y al mismo tiempo, un desafío que se extiende a toda la familia. Entre las preocupaciones y decisiones que surgen, una de las más delicadas es cómo compartir la noticia con nuestros hijos e hijas. Aunque cada familia es única, hay estrategias y consideraciones que pueden ayudar a navegar este camino con amor, apoyo y esperanza.

Antes de compartir la noticia, es importante crear un ambiente que fomente la seguridad y la confianza. Escoge un momento tranquilo y un lugar donde os sintáis cómodas/os y sin interrupciones. Esto permitirá que tus hijas o hijos se sientan más abiertos a escuchar y expresar sus sentimientos.

  • Hablar con Honestidad y Sencillez

La honestidad es clave. Adapta la información a su edad y madurez, pero evita ocultar la verdad. Utiliza un lenguaje claro y sencillo, explicando qué es el cáncer de mama, el tratamiento que seguirás y cómo podría afectar la dinámica familiar. Reafirmarles que no es culpa de nadie y que hay un equipo médico trabajando contigo es esencial para su tranquilidad.

  • Fomentar la Expresión de Sentimientos

Es natural que las/os niñas/os tengan emociones variadas, desde miedo y confusión hasta tristeza. Anímales a expresar lo que sienten, ya sea hablando, dibujando o mediante otras actividades creativas. Validar sus emociones y asegurarles que es normal sentirse así les ayudará a procesar la situación.

  • Mantener la Rutina Tanto Como Sea Posible

Aunque el tratamiento puede introducir cambios en la vida cotidiana, mantener una rutina regular proporciona un sentido de normalidad y seguridad. Intenta que las actividades diarias, como la escuela o las aficiones, continúen lo más normal posible, ajustándose según sea necesario.

  • Involucrarlos en el Proceso

Permitir que se involucren en el proceso, adecuado a su edad, puede ayudar a disminuir la sensación de impotencia. Desde acompañarte a citas médicas (si es apropiado) hasta tareas pequeñas en casa, sentir que pueden contribuir fortalece el vínculo familiar y les da un sentido de propósito.

  • Buscar Apoyo Profesional

No dudes en buscar apoyo profesional si lo consideras necesario. Psicólogas, grupos de apoyo… pueden ofrecer un espacio seguro para que tus hijas e hijos expresen sus sentimientos y aprendan a manejar esta nueva realidad.

 

Afrontar un diagnóstico de cáncer de mama en familia es un viaje que se hace paso a paso, lleno de amor y apoyo mutuo. Compartir la noticia con tus hijas o hijos puede ser uno de los momentos más difíciles, pero también puede fortalecer los lazos familiares y enseñar valiosas lecciones sobre la resiliencia, el cuidado y la esperanza. Recuerda, no estás sola en este camino. La comunidad, los profesionales de la salud y nuestra asociación están aquí para ayudarte y guiar a tu familia en cada paso del camino.